martes, 24 de julio de 2007

¿Lloverá o no?

Ayer estabamos en Londres de visita. El clima cambió rádicalmente muchas veces en un pequeño lapso de tiempo: primero lloviznaba, luego salió el sol a plomo, después se nubló, llovió a plomo, se calmó, seguía nublado pero sin amenaza de lluvia iminiente. Es díficil predecir el clima en estas tierras volubles, hay tantos factores a tomar en consideración y de los cuáles todavía no estoy completamente familiarizado. Esta, por supuesto, la cantidad de nubes en el cielo, y su color y distancia a la tierra, el viento, la presión atmosférica, y así. Pero hay otros eventos que poco a poco aprendo a predecir, por ejemplo que después de cenar y un par de chelas lo más probable es que ya no haya más chelas ya que todos los pubs estarán cerrados.

Clavado en la textura y los sabores a centeno me acordé de que no solo los humanos somos capaces de “razonar” con probabilidades. Macacos en la selva africana -no me acuerdo donde- son capaces de predecir dentro de su valle donde la fruta va a estar más madura y deliciosa basandose en un par de factores al parecer: el clima, incluyendo lluvias y sol, orografía, y donde habían comido antes. Pero, entonces ¿Como es posible que nosotros primates podamos -más o menos- predecir en general, y en particular el clima, para neustro beneficio?

No es necesario saber la temperatura y precipitación exactas, sino saber más o menos que es adecuado llevar puesto o a donde ir.

Dicen los que saben que por un lado hay que aprender a “leer” las diferentes señales ambientales, por ejemplo que tan húmedo esta el aire y cuál es la relación entre esa húmedad y la probabilidad de que vaya a llover. Luego hacer una especie de suma secuencial de este tipo de señales y cuando pasen cierto umbral hacer una elección de acuerdo con nuestra experiencia previa, por ejemplo sí el cielo esta cerrado, las nubes son negras, el aire esta re húmedo entonces es muy probable que llueva y por lo tanto tengo que llevar un paraguas.

Los macacos también “piensan” así. Para hacer que los macacos hablen y demuestren una preferencia entre dos opciones, Tang y Shadlen [1] los entrenaron para que con la mirada “hablen” y señalen que opción prefieren. Después de eso les mostraron diferentes señales visuales en una pantalla, cada una de ellas estaba asociada a una probabilidad diferente de que una de las dos opciones era la “correcta”. Después de mostrar secuencialmente cuatro de estas señales -como sí fueran señales atmosféricas en mi relato- una de las dos opciones era más probable de ser la correcta. Después de mucho tiempo, los macacos aprendieron a predecir “el clima” y neuronas en una parte de su cerebro que se encarga parcialmente de planear sus movimientos oculares -los ojos pues- representaron en su patrón de disparo [2] cuál era la opción más cercana a la correcta a medida de que acumulaban evidencia a favor o en contra de una de las dos opciones. Por así decirlo, sí las señales indicaban que iba a llover las neuronas disparaban mucho y al contrario sí no.

Regresando a la pregunta de como podemos predecir el clima, al parecer lo podemos hacer acumulando evidencia con nuestros sentidos, representando esta acumulación en nuestro cerebro y tomando una decisión basados en umbrales, o por así decirlo reglas de dedo, basadas (y reformadas) en nuestra experiencia previa.

Como no tengo mucho tiempo viviendo en esta isla, soy bastante malo prediciendo cuando va a llover y cuando no (la pregunta de sí llovera o no es bastante fácil: lloverá). Pero espero que con más experiencia sepa cuando calzar botas impermeables y cuando unas cómodas chanclas, mis pies lo agradecerán.

1. Yang T, Shadlen MN. Probabilistic reasoning by neurons.
Nature. 2007 Jun 28;447(7148):1075-80.

2. Las neuronas se comunican mediante la liberación de químicos de una neurona a otra, para ello la neurona emisora necesita disparar estos químicos.

5 comentarios:

FBR dijo...

¿Cómo puedo predecir que en el blog del Rayo hay un texto cuando no veo nada?
Viendo que, en medio de la oscuridad, hay dos numeritos y que, más abajo, a esos numeritos corresponden sendas citas.
--

En Jalcomulco, un sabio local vio la luna de noche (brillaba un halo con un anillo oscuro entre las nubes) y predijo, con exactitud, que al día siguiente llovería entre las 9 y las 11 de la mañana.
Hemos perdido esa capacida por andar en otras cosas, no ver hacia arriba, y confiar en los expertos del Weather Channel.

Rayo dijo...

Ya corregí -más o menos- el error.

Para los ñoños, escribí la entrada en OpenOffice y al copiar y pegarla no funciono, pero ahora con copiar y pegar el texto desde notepad no hubo problema y soo perdí el "formateo".

--

Estoy segurísimo que hay gente sabia que sabe predecir super chido el clima en su área, pero creo que es por que tienen muchísima experiencia en eso y necesitaban saber del clima para subsistir. Pero si, hay que mirar más seguido arriba, sin duda.

Milosc dijo...

¿Cómo predecir que Rayo escribió un nueva entrada?

Chido liro que vuelves a escribir, como lo prometí yo haré lo mismo, y trataré que sea un poco más seguido.

Lupis dijo...

Tengo serios problemas con el concepto de "razonamiento" de las neuronas. El modelado neurona y la integración sináptica necesaria para ello son admirables, pero se me hacen bien lejanas a eso que se conoce como "razonar".
La predicción del clima seguro se extiende a más especies, imagino que no solo lo hacen con rudimentos métodos como ver para arriba (jeje), y utilizan cosas como el olfato o la sensibilidad corporal. Todo eso, en efecto es sobrevivir. En las ciudades tal vez no es tan salvaje la cuestión de sobrevivir, seguro si hay pies mojados de por medio y algunos estornudos. Bayes rocks!
Te debo una contestación a los asuntos del torneo corto-campeonato-amistoso. ;P
Chido Rayo, besotes!

Rayo dijo...

Cierto, depende de como definas razonamiento. Y digo, razonar -tal y como lo entendemos todos- es una actividad exclusivamente humana, ¿No? Que por cierto que una neurona pueda "integrar" no siginifica que razone, es más simples circuitos eléctrónicos pueden integrar -en el sentido matemático de la palabra- y nadie dice ahorita que los circuitos puedan razonar. Por lo tanto el título del artículo es marketing puro, lamentablemente, pero así se las gastan en "science" y "nature".

¡Esperaré las noticias deportivas!